×

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para ofrecer un mejor servicio. Si continúa navegando consideramos que acepta su uso.

De anodino transformador de la luz a homenaje en Xàbia a Eduardo Chillida Goikoetxea, un maestro de la técnica del "trompe-l'oeil", crea efectos arquitectónicos en un espacio urbano antes sin vida

De anodino transformador de la luz a homenaje en Xàbia a Eduardo Chillida Goikoetxea, un maestro de la técnica del "trompe-l'oeil", crea efectos arquitectónicos en un espacio urbano antes sin vidaVictor GoikoetxeaVictor Goikoetxea

El arte ejerce un efecto «transformador». Nunca mejor dicho. El artista vasco Víctor Goikoetxea le echó el ojo a un anodino transformador de la luz de Xàbia. Está justo en la salida del pueblo. Era un elemento urbano sin pizca de encanto. Goikoetxea, un pintor englobado en el hiperrealismo (es un genial muralista), vio en el transformador un lienzo en el que rendir homenaje al gran Eduardo Chillida. Pidió permiso a la compañía eléctrica y al ayuntamiento. El arte debe remover trabas administrativas. Goikoetxea montó el andamio y le han bastado diez días para demostrar que de la nada puede surgir una obra que atrae miradas y que juega con el espectador. Este artista también es un maestro del trompe-l'oeil, una técnica pictórica que simula profundidades y recovecos arquitectónicos. El transformador parece estar cubierto con metal. Pero es todo «pintura». «Me he inspirado en la obra gráfica de Chillida y, en concreto, en uno de sus grabados. No es exactamente pintura. Es hierro líquido con un tratamiento metálico», explicó a Levante-EMV el artista.

Goikoetxea, que tiene casa en Xàbia y ha creado un magnífico mural en la calle de la Teuleria (rinde homenaje al oficio del barro) y la escultura del Arenal de David Ferrer (plasma perfectamente la voluntad de hierro del tenista xabienc), afirma que le fascinan la luz y el color del municipio. «Aquí hay muchas posibilidades para el arte, para actuar en grandes paredes y espacios y transformarlos». Este artista defiende los proyectos contextualizados. Tiene los esbozos para pintar en el puerto un gran mural inspirado en Sorolla. Falta que el ayuntamiento se convenza de ese poder transformador del arte.

Este artista vasco también ha creado ya los bosquejos de «un proyecto maravilloso». Un callejón del Poble Nou de Benitatxell se convertirá en un museo al aire libre de Les Pesqueres. Los murales tomarán como punto de partida las magníficas fotografías realizadas por Jake Abbott de los pescadores y sus mujeres y de los acantilados en los que estos héroes sin vértigo pasaban las noches para lograr un dinero extra.